viernes, 12 de diciembre de 2008

CRISIS ECONÓMICA Y TURISMO RURAL

La crisis económica ha afectado al comportamiento de los españoles a la hora de organizar sus vacaciones o escapadas de fin de semana, fundamentalmente en tres aspectos:

  • Eligiendo alojamientos más económicos.
  • Reduciendo el número de días de vacaciones.
  • Buscando alojamientos más próximos.
Teniendo en cuenta estos aspectos sería lógico pensar que el turista se hubiera decidido por alojamientos de turismo rural a la hora de elegir su destino, ya que cumple con las premisas expuestas. Sin embargo el turismo rural no se ha visto beneficiado por el cambio de comportamiento del viajero. La razón puede ser el menor número de viajeros respecto al año anterior por la crisis económica.

El precio se ha convertido en un factor determinante a la hora de escoger un establecimiento y se ha detectado una disminución del gasto en actividades complementarias.

Otro aspecto, relacionado con la crisis, es que los viajeros reservan con menos tiempo de antelación que años anteriores.

CONCLUSIÓN: El turismo rural se ha visto afectado por la crisis económica, ya que no ha aumentado el número de turistas, más bien ha disminuido, no se han subido los precios de los establecimientos y si lo han hecho los costes (principalmente el combustible).