EL MARQUES DE LA ENSENADA NAVEGARÁ EN OTOÑO POR TIERRAS PALENTINAS

El barco del Canal de Castilla que ha impulsado y financiado la Diputación de Palencia para la promoción turística del Canal a su paso por la provincia de Palencia se llamará Marqués de la Ensenada. La Institución Provincial ha querido que la nueva embarcación turística lleve el nombre del impulsor de la construcción del Canal de Castilla y ministro más influyente durante el reinado de Fernando VI.


Aunque en los siglos XVI y XVII ya habían existido antecedentes de proyectos similares, no fue hasta 1751 cuando, a instancias del Marqués de la Ensenada, se creó una comisión para estudiar la viabilidad de desarrollar un proyecto de navegación interior de tal envergadura. El Marqués de la Ensenada fue la mano derecha de Fernando VI, a quien le confió los Ministerios de Marina e Indias, Hacienda, de Guerra y de Estado. Emprendió muchas obras públicas, ya que además de las del Canal de Castilla, ha sido el impulsor de otras grandes obras de ingeniería como las del camino del puerto de Guadarrama.


A mediados del siglo XVIII el Marqués de la Ensenada empezó a pensar en un ambicioso plan para desarrollar la economía de España, plan en el que tendría gran notabilidad las obras públicas relacionadas con la comunicación. Es entonces cuando propone a Fernando VI la construcción de una red de caminos y canales de navegación pensados para Castilla, al ser, por aquel entonces, la principal productora de cereales. Dos años más tarde, el ingeniero Antonio de Ulloa, presenta el ‘Proyecto general de los Canales de Navegación y Riego para los Reinos de Castilla y León’, basado en otros trabajos previos del ingeniero francés Carlos Lemaur.


La Diputación ha considerado por tanto, muy acertado que el barco turístico del Canal de Castilla lleve el nombre del principal promotor e impulsor de las obras de este grandioso proyecto de navegación que comenzó el 16 de julio de 1753 en Calahorra de Rivas, en el término municipal de Ribas de Campos, en el tramo conocido como Ramal de Campos.


La nueva embarcación turística cuenta con una capacidad para treinta pasajeros y dos asientos estarán adaptados para discapacitados. La Diputación ha decidido incluir algunas mejoras en el proyecto inicial que no estaban contempladas, como la instalación de aire acondicionado y una iluminación tanto interior como exterior del barco para que los turistas puedan disfrutar del paseo, de aproximadamente unos 2 kilómetros, navegando a media tarde.

Comentarios

Entradas populares