martes, 15 de enero de 2013

LOS ALBERGUES MUNICIPALES DEBEN GARANTIZAR EL ALOJAMIENTO AL PEREGRINO

Información en el Camino

Carteles como éste, anunciando que no hay albergues abiertos en Frómista se encuentra el peregrino antes de llegar a la Villa del Milagro.

Desgraciadamente es cierto, desde mediados de diciembre en Frómista no hay albergues abiertos, pero si que hay alojamientos hoteleros a disposición de los peregrinos (como se anuncia en el cartel).

El peregrino es un "turista" que no se caracteriza por alojarse en hoteles, hostales o casas rurales, prefiere el albergue, donde se intensifica la experiencia de realizar el Camino de Santiago.

Un pueblo como Frómista no puede permitirse el lujo de estar dos meses sin ofrecer el servicio de albergue a los peregrinos y más cuando uno de los albergues es municipal.

Los albergues municipales, aunque esten gestionados por personas o empresas privadas, deben de regirse no solamente por criterios económicos sino también por criterios de servicio público. No hay que  olvidar que los albergues municipales se han finaciado con dinero público para ofrecer un servicio donde la iniciativa privada no llega.

Abogo porque los albergues municipales garanticen que el municipio ofrece el servicio de albergue durante todo el año, y que esto se refleje en el pliego de condiciones de la concesión de la gestión del mismo.

No hay comentarios: