jueves, 14 de febrero de 2013

COMBATIR EL INTRUSISMO

No hace mucho escribí un post sobre la nueva Ley de Turismo de Castilla y León y el retraso que se estaba produciendo en regular el nuevo marco en el turismo rural que establecia dicha Ley. Han pasado 2 años y dos meses y todavía no se ha regulado.

Hoy quiero hacer referencia a otro de los problemas que tiene el turismo, en particular el turismo rural, en nuestra Comunidad Autónoma: el intrusismo.

Uno de los objetivos que nos vendieron cuando se publicó la nueva Ley de Turismo de Castilla y León, era la lucha contra el intrusismo mediante la actualización del régimen sancionador. Sin embargo ha desaparecido la palabra intrusismo de la Ley:
  • En la ley de 1997 ponía, en el artículo que hace referencia a las funciones de la inspección de turismo: "c. Persecución de las actividades irregulares, el intrusismo y la competencia desleal."
  • En la nueva Ley de 2010, en el mismo artículo, pone: "d) Perseguir las actuaciones clandestinas en el ámbito del turismo."

En Castilla y León la Ley de Turismo y todas las ordenanzas reguladoras se caracterizan por buscar el máximo de calidad en el producto y servicio turístico que se ofrece, lo que se traduce en una normativa reguladora muy exigente. Pero para que esta política tenga sus frutos es necesario que realmente se vigile y controle aquellas actividades que se desarrollan fuera de la ley, ya que van en perjuicio del promotor turístico legalmente constituido y del conjunto del turismo en la Comunidad porque ofrecen un servicio de peor Calidad.

No hay comentarios: