lunes, 2 de diciembre de 2013

¿CÓMO ES EL NUEVO DECRETO DE TURISMO RURAL DE CyL?

Hola, me habeís pillado redactando un modelo de "renuncia a limpieza de la habitación", para cuando algunos de los clientes del Hotel Rural nos diga:
-"No es necesario que hoy entre ha limpiar la habitación"
Nosotros le diremos:
-"De acuerdo, pero por según el punto 3 del artículo 39 del decreto 75/2013, de 28 de noviembre, por el que se regulan los establecimientos de alojamiento de turismo rural en la Comunidad de Castilla y León, es necesario que dicha renuncia a la limpieza de su habitación la haga por escrito, así que por favor rellene este formulario mediante el cual renuncia a que hoy le limpiemos la habitación."

Esta, referente a la limpieza de las habitaciones, es alguna de las perlas que esconde este esperado decreto de turismo rural.

En este post no me quiero centrar en los principales cambios de la normativa, sino en pequeños aspectos que deberían de haberse corregido o como el caso anterior quieren imponer procedimientos de grandes cadenas hoteleras a alojamientos de apenas 20 plazas.

Otro de los requisitos que siguen exigiendo a los alojamientos de turismo rural es la disponibilidad de un teléfono para el cliente. Este requisito podría tener sentido a principios de los años 90 del siglo pasado, pero NO en el siglo XXI, el turista viaja pegado a su teléfono móvil, smatphone o tablet, la cobertura de señal ya abarca el 100% del territorio, además muchos municipios disponen de algún punto gratuito de conexión a internet y además la mayoría de los hoteles rurales y posadas ofrecen WiFi gratuito para sus clientes.

Respecto al tema de reservas, el decreto dedica nada más y nada menos que cuatro artículos (42 - 45). Demasiados artículos para no decir nada. Hay que atenerse a lo pactado entre el alojamiento y el cliente:
Tema de Anticipo: lo pactado con el cliente.
Tema de cancelación: lo pactado con el cliente, en caso de fuerza mayor devolver todo el anticipo.
Mantenimiento reserva: Hasta las 20 h. salvo pactado otra cosa con el cliente.

Pero lo que más juego va a dar, sin lugar a dudas es el artículo 30. Sistema de categorización que dice así:
"1. El sistema de categorización se basa en la autovaloración de las instalaciones, equipamientos y servicios del establecimiento..."
Autovaloración por el propio establecimiento... QUE MIEDO....
Los criterios de valoración los presentan en el Anexo I y Anexo II. Analizaré estos criterios en otro post, ya que tienen mucha miga.

Resumiendo, este es un decreto muy esperado por el sector, con cosas muy positivas y demandadas desde hace tiempo, como cambiar la denominación de los Centros de Turismo Rural a Hoteles Rurales (desde 1995 se hacia esta petición), o la necesidad de categorizar los alojamientos o adecuar las características de los alojamientos a las nuevas demandas del mercado.
Pero también se siguen ignorando grandes demandas del sector, como por ejemplo la clasificación por espigas en lugar de por estrellas.
Respecto a la autovaloración creo que es una medida un poco arriesgada, que espero que tenga buenos resultados.

Este decreto entrará en vigor dentro de tres.

No hay comentarios: