martes, 10 de enero de 2017

Palencia, ciudad de compras y sin café en la VRO

Durante estas Navidades ha habido dos noticias que me han llamado mucho la atención:

"Palencia, Ciudad de Compras"

Llegue a pensar que era un anticipo al día de los Santos Inocentes. 
Se imaginan a uno que ve el cartel en el metro de Madrid y decide coger el AVE (60€) y venir a Palencia a hacer "Shopping". Habría que verle la cara cuando se entere que en Palencia ni siquiera hay un Corte Inglés.

Presentación de la Campaña. Imagen de cadena Ser Palencia

No hay que generar falsas expectativas. 


Sin Café en la Villa Romana de La Olmeda

Hace unos días publicaba el Diario Palentino que la licitación de la cafetería de la Villa Romana de La Olmeda había quedado desierta.

No es la primera vez que esto ocurre, hace un par de años también paso, y la solución que buscó la Diputación de Palencia fue poner dinero, la solución fácil. Pero en esta ocasión ni dando dinero, nadie se ha presentado. Y la cuestión es ¿por qué?

¿Por qué nadie quiere un negocio por cuya puerta pasan 60.000 personas al año y además no tiene competencia?

Quizás las condiciones que se ponen no son viables (nº mínimo de personal, servicios a ofrecer, etc..) 

Quizás el estar aislado, sin nada más alrededor no lo haga atractivo para los emprendedores.

Quizás la Villa Romana de La Olmeda no este suficientemente promocionada turísticamente.

Quizás se este comercializando mal el recurso, sin dar tiempo y sin informar a los visitantes de las instalaciones de las que dispone la Villa Romana de La Olmeda.

La Olmeda es un recurso turístico importante, conocido a nivel nacional en el que se ha invertido mucho dinero, sin embargo no esta generando el desarrollo esperado. Apenas el 10% de los visitantes de la Villa Romana de La Olmeda se acercan a Saldaña a ver su museo, solo se han creado los puestos de trabajo vinculados específicamente a la Villa Romana, las excursiones y viajes programadas paran en ella el tiempo justo para hacer la visita guiada y "echar un pis".

Quizás el problema, desde el punto de vista turístico, es que La Olmeda depende del Servicio de Cultura de la Diputación de Palencia y no del Servicio de Turismo. Realizando un buena gestión cultural de la Villa, pero pésima gestión turística de la misma.

Villa Romana de La Olmeda
La Olmeda tiene que ser un motor de desarrollo turístico de su comarca y de la Provincia de Palencia como lo están siendo otros recursos que no han recibido tanto apoyo institucional. Por tanto es necesario cambiar las políticas de promoción y comercialización turística, manteniendo las de conservación y promoción cultural.