5 imágenes que te invitan a conocer Palencia

Decálogo del turista rural responsable

El año pasado, 2017, fue declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. El objetivo de esta declaración es sensibilizar sobre contribución del turismo sostenible al desarrollo económico y social.

En el ámbito rural, es evidente que el único tipo de turismo posible es el turismo sostenible, debido a que el medio rural es un entorno muy sensible tanto en el ámbito medioambiental como en el económico y social.

En un artículo anterior ya os hable de lo que es el turismo sostenible y su relación con el turismo rural o turismo en el medio rural. Acababa dicho artículo mencionando la importancia del papel del turista en el turismo sostenible.

Existen numerosos decálogos o consejos que explican como tiene que comportarse un "turista responsable", pero no he encontrado ninguno específico sobre el "Turista Rural Responsable", así que me he puesto manos a la obra y hay van 10 consejos para ser un autentico turista rural responsable:

Elige alojamientos de turismo rural.

1.- Alojamiento de turismo rural

El primer paso y fundamental es elegir un alojamiento de turismo rural.

En España existen 17 normativas de turismo rural, cada Comunidad Autónoma tiene su propia normativa en la que se pretende adaptar las características del medio rural de dicha comunidad a este tipo de alojamientos (tipo de construcción, decoración, servicios que se ofrecen, tipología de establecimientos,...) 

Hay que distinguir entre alojamientos de turismo rural, alojamientos de medio rural y alquiler de casas en el medio rural. Aunque todos ellos esten ubicados en el medio rural, los beneficios para el entorno no son los mismos:

Un alojamiento de turismo rural es aquel que cumple con la normativa autonómica y que esta registrado como tal. Al reservar en este tipo de establecimientos contribuimos a fomentar la conservación del estilo arquitectónico de la zona.

2.- Infórmate sobre tu destino

Buscar información sobre el pueblo, localidad y comarca nos va ayudar a planificar mejor nuestro viaje. Seguro que descubrimos que nuestro destino ofrece numerosas actividades, o mejor dicho ofrece la posibilidad de realizar numerosas actividades. Es decir, que es necesario reservar, para la realización de la actividad, y si no reservamos no podremos contratar la actividad el mismo día.

Por ejemplo, en algunos pueblos existe la posibilidad de contratar un recorrido guiado por el pueblo, con visita a alguna bodega particular, o poder conocer la elaboración de algún producto agroalimentario tradicional. Sin embargo, como se ofertan a demanda, solamente te garantizas disfrutar de la experiencia si los reservas previamente.

En esa búsqueda de información no tienes que olvidar los servicios que ofrece el destino (tiendas, bancos, gasolineras, centros de salud, etc...) y si no te has acordado de mirar toda esta información, no te preocupes porque ya la ofrecen todos los establecimientos de turismo rural.

3.- Compra en las tiendas locales

Cuando vayas a una casa rural de alquiler completo no lleves toda la comida comprada desde tu zona de residencia habitual. Generalmente, la comida que se lleva a las casas rurales es comprada en grandes superficies.

Contribuyes mucho más a la economía de la zona comprando en tiendas locales del destino, y esta contribución es aún mayor si consume productos autóctonos como carnes, verduras, frutas,...

Ya existen establecimientos que ofrecen el servicio de compra, es decir, les mandas la lista de la compra y cuando llegas al establecimiento encuentras la nevera llena.

Y si compras regalos o recuerdos, que sean productos de artesanos de la zona y/o que muestren su cultura tradicional.

4.- Consume gastronomía local

La gastronomía es el reflejo de la cultura y tradiciones de un pueblo, todo el saber concentrado en un plato.

El turismo enogastronómico se ha popularizado y son muchos los que viajan motivados por conocer productos relacionados con el enoturismo y la gastronomía. Así que, aunque tu motivación principal no sea esa, no puedes dejar de probar los caldos y platos típicos de la zona.

Y tienes varias formas de hacerlo,
  • comprando los productos en tiendas locales y cocinarlos en la casa rural siguiendo recetas tradicionales
  • en restaurantes de "cocina casera"
  • hornos de leña que asan productos de la zona (lechazos, jamones, etc...) que llevas a la casa rural para disfrutar de semejante manjar

5.- Interactúa con los "lugareños"

Tu experiencia rural será mucho más enriquecedora si hablas con la población local, si sales y paseas por el pueblo, visitas sus tiendas, bares o lugares típicos de reunión (parques, cruces de caminos, etc...).

¡No te quedes encerrado en la casa! Descubre las tradiciones y costumbres locales.

Seguro que dando una vuelta por el pueblo te surgen muchas preguntas, ¿por qué tienen jarrones en la puerta? ¿cómo se las arreglan cuando nieva mucho? ¿cómo sacar las moscas de casa?...

Bueno, a esa última pregunta la voy a responder yo... pero en el punto número 7.

6.- No gastes agua

Aquí voy a ser muy claro: El agua es un recurso escaso. Así que:

  • No laves tu coche enganchando la manguera al grifo del jardín/casa/patio.
  • Dúchate en lugar de bañarte.
  • Usa el lavavajillas (si la casa dispone de él).

En definitiva, haz un uso responsable del agua, no lo malgastes.

Por otro lado trata de minimizar la generación de residuos, y colabora en la separación de los mismos para facilitar su reciclaje.

7.- La calefacción como en casa

¿Por qué, cuando vas de casa rural, tienes que estar en pleno invierno en marga corta? Es una cosa que no entiendo, ¿en tu residencia habitual también estas en manga corta en invierno? (Si tienes calefacción central no contestes a la pregunta ;)).

Calefacción a tope, chimenea todo el día encendida,... consumiendo recursos (gasoleo y madera) y generando gradientes de temperatura elevados, con fuertes variaciones de temperatura entre unas zonas y otras de la casa y el exterior que en muchas ocasiones son las causantes de catarros y gripes.

Y en verano, ¿cómo se mantiene la casa fresca? En la mayoría de las casas del centro norte no hay aire acondicionado porque no es necesario. Simplemente hay que abrir las ventanas por la noche y/o por la mañana pronto, cuando la temperatura exterior es menor que la del interior de la casa.

Una mala costumbre es abrir la ventana en verano cuando hay aire y hace calor en el exterior. "Para que entre el aire y se refresque" dicen. De esta manera lo que conseguimos es que entre más calor, ya que el aire esta caliente y por otro que nos entren moscas, que buscan protegerse del aire y del sol exterior.

¿Y cómo se sacan las moscas? Muy fácil, las moscas se dirigen hacia la claridad. En una habitación con moscas, se cierran todas las puertas, se deja la ventana abierta y se baja la persiana dejando una abertura de unos 10 - 15 centímetros, por donde saldrán las moscas. En menos de 15 minutos ya no habrá moscas en la habitación.

8.- Respeta la naturaleza de la zona

En tus salidas por la naturaleza, procura dejar el menor impacto posible en la zona:

  • No arranques plantas.
  • No tires residuos, se guardan hasta que encontremos un punto para dejarlos. 
  • No generes demasiado ruido.
  • No ataques a los animales, o procura molestarlos lo menos posible.
Son normas básicas que todos cumplimos, pero que no viene mal recordarlas de vez en cuando.

Respeta la Naturaleza. Covalagua.

9.- No cojas el coche

Por desgracia en medio rural no tiene las comunicaciones que tienen las ciudades y en muchas ocasiones la única manera de acercarse a él es a través del coche. Pero una vez que estas en el pueblo evita coger el coche. Las distancias son cortas, camina e interactúa con la población local.

Respeta las cocheras, traseras y portones. ¡No aparques hay!

En los pueblos no hay vados, ya que no hay policía local para multar.

10.- Difunde

Comparte tu experiencia con tus amigos, familiares y a través de las redes sociales.


Infografía turista rural responsable.

Siguiendo estas recomendaciones contribuyes al desarrollo de un turismo sostenible responsable en el medio rural, favoreces la economía de la zona, ayudas al mantenimiento del empleo y de esta forma estas poniendo tu granito de arena en la lucha contra la despoblación. 

Comentarios